EXITOSO II TORO DEL CAJÓN

Los amantes del toro tenían esta mañana una nueva cita. Tras haber disfrutado este año de una feria Taurina difícilmente de superar, la segunda edición del Toro del cajón venía a poner fin a los festejos más lúdicos especialmente pensados para los aficionados. Cuando pasaban unos minutos de las 12 de la mañana, los encargados abrían el cajón del que salía veloz el toro que se detenía junto a las talanqueras instaladas entre la Estación de Autobuses y la Plaza de Toros. El recorrido fue rápido, se podría decir que fugaz. En un par de minutos, la res estaba ya dando vueltas en el coso taurino. Tan ágil estuvo que los mozos se quedaron con ganas de más y no dudaron en engañarla para que retornase al recorrido. Lo hizo y después lo que no quería era volver a la plaza. Ese fue el momento para que los más osados disfrutasen haciendo algún quiebro entre las talanqueras en el propio recorrido. Pero al final, el toro cedió y se volvió hasta la Plaza de Toros. Allí otros aprovecharon casi para el lucimiento personal. Carreras y recortes daban fin a un espectáculo que congregaba a un buen número de público y que venía a consolidar un festejo que el año pasado se programaba por vez primera.