LA BUENA MÚSICA DE CAÑÓN NO DIO UN RESPIRO

Subían las lonas del escenario y tras ellas se podía ver un escenario convertido en un auténtico barco pirata. Anoche, los nueve componentes del ‘Grupo Cañón’ prometían espectáculo, y lo dieron. Aun sin grandes pantallas, como en días anteriores, los 80.000 watios de sonido y los 120.000 watios de la iluminación no dejaban nada que desear. No era el momento de hacer un alto en el camino. Si a eso se sumaban la buena música y una interpretación inmejorable, el espectáculo estaba asegurado. Con instrumentos como el violín, el violonchelo o el acordeón, los temas alcanzaban momentos cumbres que el público supo agradecer con aplausos. Así fue, en los dos pases que la banda leonesa expuso sobre el escenario. No ha habido paréntesis en las noches de verbena que hoy alcanzará uno de sus momentos cumbres con la ‘Orquesta Panorama’, la sensación de las Fiestas 2015 que volverá a sorprender al público con un nuevo espectáculo.