LA ‘DRONE EXTREM LEAGUE’, UNA EXHIBICIÓN DEL DEPORTE DEL FUTURO

 

Tras el éxito de la operación ‘kilo’ orquestada, por el Banco de Alimentos, entorno a la celebración de la carrera de Drones ‘Drone Extrem League’, estos aparatos tecnológico transformaban ayer la Plaza de Toros en un circuito. Las carreras, que servían para la preparación de los pilotos para la competición nacional que se celebrará en fechas próximas, se alternaban con la participación de voluntarios, sobre todo chicos, que podían disfrutar de la experiencia.


Muchos denominan esta práctica, ya como el deporte del futuro: se trata de una competición de carreras de drones pilotados con gafas de realidad virtual. Anoche se podía ver cómo los jóvenes pilotos tenían que dirigir a sus drones de cuatro hélices, a través de distintos aros, sinuosos pasillos y zonas llenas de obstáculos. Sin embargo, la vistosidad del espectáculo quedó mermada por la escasa visibilidad de los drones, debido a su reducido tamaño, lo que no impidió que algunos aguantaran la hora de competición que se pudo ver ayer en Guijuelo, y tras la cual la reina y damas de las Fiestas hacían entrega de los premios y trofeos.