EL BARRIO SAN JOSÉ OBRERO ULTIMA LOS DETALLES DE SU FIESTA

El concejal de Festejos, Samuel Fernández Rodríguez y la concejala de Mujer, Mª Teresa Montero Prado se reunían esta tarde en el Centro Joven con los vecinos del Barrio San José Obrero para comenzar con los detalles de la organización de las fiestas del próximo 1 de mayo.
Como en años anteriores, la programación buscará la participación de los vecinos de todas las edades por lo que se apuesta por la tradicional misa y vino de honor, los hinchables, la chocolatada y el baile.
“Aún hay que terminar de cerrar el programa pero las actividades serán similares a años anteriores”, apuntaba el concejal de Festejos, quien destacó la participación de los vecinos en la reunión. “Lo cierto es que en este barrio siempre nos encontramos muy buena disposición”, agregaba reconociendo el trabajo de las personas “que ese día se dedican a trabajar más que a disfrutar”.
En esta ocasión, la programación se desarrollará durante dos jornadas. De hecho, el domingo 30 de abril está previsto que se celebre la verbena mientras que el día 1 de mayo, festivo a pesar de ser lunes, será el que concentre el mayor numero de actividades. La programación para ese día comenzará con la tradicional misa en el barrio seguida del vino de honor. Por la tarde se instalarán unos hinchables para los niños y por la tarde-noche se procederá a degustar la típica chocolatada.
Los vecinos presenten plantearon la necesidad de que las nuevas generaciones vayan tomando el relevo en la organización de las fiestas algo que aún no se ha producido. “Es cierto que la gente joven suele ser muy reticente a la hora de participar en la organización pero poco a poco habrá que ir incentivando a estos colectivos”, recalcó el concejal de Festejos quien reiteró el apoyo del Ayuntamiento a una fiesta que “se ha convertido en un imprescindible para el barrio”.