LA DEHESA SE TRANSFORMA PARA CELEBRAR EL LUNES DE AGUAS

Guijuelo no faltaba a la tradición y salía hoy al campo para celebrar el Lunes de Aguas. La fiesta, comenzaba pasando el mediodía, cuando se procedía al reparto de más de 750 raciones de paella. El alcalde, Francisco Julián Ramos Manzano junto al concejal de Festejos, Samuel Fernández y la concejala de Turismo, Sandra Méndez eran los encargados de comenzar el reparto de la paella. “Un año más vamos a cumplir con la tradición”, apuntaba el alcalde quien destacó cómo lo que empezó como un modo de dar a conocer el parque se ha convertido en una cita imprescindible para el Lunes de Aguas. “Además- añadía- se está trabajando desde el Ayuntamiento para mejorar el parque dotándole de un mejor sistema de riego y nuevas instalaciones. Todo para que cada vez sean más los guijuelenses que disfruten de esta zona verde”, agregaba.
Una larga cola de comensales daba fe de la aceptación de esta propuesta así como una paellera inmensa que en poco más de media hora quedaba vacía. Llegaba la hora de comer y los grupos distribuidos por el parque daban buena cuenta del arroz y del hornazo, producto que no faltaba en cada una de las meriendas. Era el momento de descansar y disfrutar. Los más pequeños con los hinchables y el tren que no dejaba de dar vueltas por el carril bici haciendo las delicias de todos, y los más mayores con el café y los paseos al aire libre. Para la tarde está prevista la preparación de barbacoas para quien lo desee poder asar en ellas.