HOY HACE 50 AÑOS

El alcalde, el presidente de la Diputación y la pregonera 2017 eran los encargados esta mañana de descubrir la placa conmemorativa de la trágica explosición que en 1967 se cobró 13 víctimas mortales
El 15 de agosto de 1967 una explosión paraba para siempre la vida de 13 personas. Hoy, 50 años después, el Ayuntamiento ha querido rendir un sentido homenaje a las familias de las víctimas e inaugurar una placa conmemorativa en la zona donde se produjo el suceso más triste de la historia de Guijuelo. ‘Siempre en nuestro recuerdo’ reza la inscripción que en la placa de bronce recuerda el trágico acontecimiento. El alcalde, Francisco Julián Ramos Manzano acompañado por el presidente de la Diputación, Javier Iglesias García y por Mª del Carmen Hidalgo, pregonera de las Fiestas 2017 y superviviente de entonces, eran los encargados de descubrir la placa conmemorativa en presencia de muchas de las familias afectadas y de miles de guijuelenses que esta mañana participaban en la procesión a la Patrona. Era la imagen de la Virgen de la Asunción la que, en una parada improvisada, miraba desde lo alto este sencillo homenaje. Un aplauso cerrado de los presentes venía a sumarse al dolor de las familias y al reconocimiento hecho por la corporación municipal en una fecha tan señalada. Esta tarde, los actos de homenaje que comenzaban el pasado 7 de agosto, continuaban en la corrida de toros. Un escenario con una simbología muy especial pues gracias a que el festejo que se celebraba en el coso guijuelense hace 50 años se demoró en exceso se evitó una auténtica masacre. Tras el paseillo de los toreros Juan Castaño, Juan del Álamo y Alejandro Marcos, esta tarde, la plaza se sumía en un silencio respetuoso en memoria de aquel día que hoy vuelve a estar muy presente en nuestra memoria.