‘VERBENÓN’ DE LA MANO DE LA ORQUESTA TANGO

Un ‘verbenón’. Eso es en lo que anoche transformaba la orquesta Tango a la Plaza Mayor. Era el día de la Fiesta y el público tenía ganas. La Plaza Mayor se llenaba de gente de todas las edades y la orquesta gallega respondió a las expectativas. Con un escenario inmenso conformado por tres plataformas del remolque, su longitud parecía eterna y con sus ocho metros de altura se hacía imponente. Un escenario en el que una decena de pantallas hacían que junto a la música se produjera una explosión visual. Esto recordaba a ‘Panorama’, no en vano ambas formaciones comparten tierra natal. Sonido potente y luces para todos, con juegos que pueden dirigir en todas las direcciones, no eran lo único que ofrecía el elenco de cantantes y bailarines que se veía en el escenario. Comenzaba el espectáculo y la gente bailaba. Lo hacía porque sabían elegir el repertorio que se adaptaba a todo tipo de público. Cumbias, rumbas, pop de distintas décadas, el público cantaba animado y el espectáculo no defraudaba.