LA ORQUESTA NEW YORK MANTIENE ALTO EL NIVEL DE LAS VERBENAS

Las orquestas gallegas volvían a dejar, esta noche el pabellón muy alto. La Orquesta New York comenzaba la noche con algún contratiempo que no era más que el preludio de una gran noche. El equipo joven pero experimentado prometía música y espectáculo para todas las edades. Y cumplió. Las grandes pantallas y las luces transformaban la Plaza Mayor en una auténtica pista de baile. Era una noche de transición, en la que se dejaban atrás cinco noches consecutivas de verbenas y que servía para tomar fuerzas para enfilar un final de fiesta que se prevé apoteósico, el sábado con ‘Panorama’. A pesar de ello el público respondió y disfruto con un amplio repertorio y un escenario lleno de luz, color y con un elenco artístico de primer nivel.