VOLTERETAS Y REVOLCONES EN LAS VAQUILLAS DEL AGUARDIENTE

Las peñas disfrutaban de nuevo esta mañana de la Vaquilla del Aguardiente. Después del impás que supuso el año pasado celebrar alas 12 de la mañana las vaquillas del Vermú, de nuevo las peñas madrugaban o trasnochaban y volvía a ocupar el coso taurino para disfrutar haciendo quiebros y pases a las dos vaquillas programadas dentro de las Fiestas 2017. Antes los más animados se reunían en la Plaza Mayor y desde all´ñi peregrinaban al son de la charanga hasta la Plaza de Toros donde podían reponer fuerzas a base de chocolate con leche y dulces típicos. Con un importante dispositivo de seguridad conformado por Guardia Civil, Policía Local y efectivos de Protección Civil, comenzaba un festejo que tenía mucho más de lúdico que de artístico. Aún así, muchos peñistas no querían renunciar a su minuto de gloria y saltaban a los ruedos para entre volteretas y revolcones pasar casi una hora de diversión. Algunos rasguños y arañazos, además de golpes fueron las únicas incidencias atendidas por los servicios médicos tras la suelta de las dos vaquillas.