JUEGOS E HINCHABLES PARA PONER EL BROCHE DE ORO A UN FRÍO Y LLUVIOSO LUNES DE AGUAS

El frío y la lluvia no se han convertido en un obstáculo para que Guijuelo celebrase la tradición del Lunes de Aguas. Si al mediodía se repartía la paella a todos los que se acercaban hasta el Frontón, por la tarde la actividad que no podía celebrarse en el Parque de la Dehesa debido a las inclemencias del tiempo, se trasladaban hasta el Pabellón Municipal de Deportes ante la atenta mirada de la concejala de Cultrua, Mª Jesús Moro Tejedor que supervisó la actividad. Diferentes hinchables de Divertilandia se colocaban en la pista en la que los pequeños y no tan pequeños disfrutaban con toboganes, saltos imposibles y juegos de habilidad. A los tradicionales castillos hinchables se sumaban otros juegos más novedosos como una diana gigante o una competición de astronautas. Los pequeños pasaban de unos juegos a otros entre la algarabía y bullicio que transformaba la instalación deportiva en un inmenso parque infantil. A las 20,00 horas se daba por finalizada la programación tras más de cinco horas de actividad ininterrumpida en las que las familias de Guijuelo pudieron celebrar el Lunes de Aguas de manera especial.