LA ORQUESTA TANGO ANIMA EL AMBIENTE EN VÍSPERA DE FIESTAS

Con una puesta en escena espectacular y una música para todos los públicos, los gallegos volvían a demostrar que son de las mejores formaciones del país
No era la primera vez que la Orquesta Tango llegaba a Guijuelo y eso se notaba. Incondicionales ocupaban la Plaza Mayor con ganas de pasarlo bien a pesar de que por delante queda la semana más intensa, la de las Fiestas Patronales. Si el año pasado la orquesta gallega no defraudaba el día 15 de agosto, esta noche también prometía. Un escenario con una decena de pantallas hacía que junto a la música se produjera una explosión visual. Esto recordaba a ‘Panorama’, (que volverá el 17 de agosto a la Villa) no en vano ambas formaciones comparten tierra natal. Sonido potente y luces para todos, con juegos que se pueden dirigir en todas las direcciones, no eran lo único que ofrecía el elenco de cantantes y bailarines que se veía en el escenario. Comenzaba el espectáculo y la gente bailaba. Lo hacía porque sabían elegir el repertorio que se adaptaba a todo tipo de público. Cumbias, rumbas, pop de distintas décadas, el público cantaba animado y el espectáculo no defraudaba.