LA ORQUESTA CHARLESTON BIG BAND, UN ESPECTÁCULO EN SI MISMA

De nuevo una orquesta gallega instalaba su espectáculo en Guijuelo. Con una Plaza Mayor llena y con mucho público joven dispuesto a disfrutar, arrancaba un espectáculo que, de nuevo, recordaba a ‘Panorama’. Un elenco formado por 15 músicos y vocalistas volvía a poner de manifiesto que calidad y cantidad pueden ir de la mano.
La orquesta Charleston Big Band, una de las grandes formaciones que ha parido la verbena gallega, nació un 9 de junio de 1984 con un concierto ofrecido en la villa de Padrón, que en cierto modo puede considerarse su puerto base. Pero por esta banda del bajo Ulla han pasado músicos de Caldas, O Salnés, Barbanza y otras comarcas de Galicia, así como artistas llegados de otras regiones e incluso de fuera de España. A lo largo de su historia ha visitado prácticamente todos los pueblos gallegos y se ha ganado el reconocimiento del público. Anoche aterrizaba en Guijuelo dispuesta a darlo todo. No en vano, cada verano hacen decenas de miles de kilómetros para ir de pueblo en pueblo, de ciudad en ciudad, con un variado repertorio en el que se incluyen tanto los temas más conocidos del momento como composiciones propias. Su escenario era similar a los que usan las grandes estrellas mundiales de la música y la puesta en escena es un espectáculo por sí misma. Pero a pesar de todo esta conocida y aclamada orquesta conserva la esencia y el ímpetu de sus orígenes. Algo de lo que dio sobrada cuenta en Guijuelo.