MYLY DÍAZ: “HABLAR HOY DE GUIJUELO ES LLENAR LAS PALABRAS DE PROSPERIDAD, PERO ESTA BONANZA NO HUBIERA SIDO POSIBLE SIN NUESTROS ANTEPASADOS”

Myly Díaz, periodita y cantautora sorprendía esta noche con un original pregón de vivencias en el que su música servía de especial presentación. Interpretando su tema ‘Mi pueblo’ acompañada de dos músicos. Myly Díaz arrancaba un pregón lleno de recuerdos. “Quiero iniciar este pregón festivo, de corazón a corazón, del mío al de todos los guijuelenses, al de todos los que nacieron aquí, al de los que llegados desde fuera se han hecho guijuelenses, y a muchos de los antepasados que contribuyeron al ascenso imparable de esta villa, ejemplo de economía para quienes nos observan desde fuera”, decía ante una plaza abarrotada de público y comenzaba un repaso por su historia personal. “Soy guijuelense de toda la vida, unas veces con apego y otras no tanto, pero siempre con ese poso de querencia al pueblo donde nací, a la honra hacia mis padres, Emeterio y Mari, que antes de yo venir al mundo, ya regentaban un establecimiento hostelero en la plaza Mayor, el bar Minuto, donde después se levantó el cine San José”, comenzaba para continuar recordando su niñez: “Y del traslado del negocio a la calle Filiberto Villalobos, donde mi abuela Rosario desarrolló sus inolvidables recetas de cocina, entre ellas, las gambas al ajillo, muy apreciadas por los parroquianos. Por tanto, soy del mismísimo centro guijuelense, pero también, por crianza y por justicia, quiero traer aquí los años de mi niñez en la calle de los Borrachos, la Reina Sofía de ahora, en el taller de rebecas de Flora y Angelita, mis queridas tías, y de la abuela Juana, la matriarca de un sólido clan, con lazos de amistad entre entre los vecinos, con los que juntas tomábamos el fresco en las escaleras del comercio de la Roja, durante las noches de verano”. El pregón continuaba con un repaso por su labro periodística, desde sus orígenes con Alfonso García a la actualidad, y recordando también a personajes ilustres de la villa como David Hernández o Abdón Rodilla para finalizar ensalzando el papel industrial de la Villa. “Hablar hoy de Guijuelo es llenar las palabras de prosperidad, de salto importante en la economía provincial, de apertura de mercados internacionales, de promoción de los productos ibéricos. Pero esta bonanza no hubiera sido posible sin el denuedo de nuestros antepasados , aquellos que con atuendo arriero tomaban el camino de la Villa, dispuestos a conquistar Galicia, armados con sus carros de combate mercantil”, señalaba finalizando haciendo una mención a sus predecesores e el papel de pregonero de las fiestas. “A Mari Carmen Hidalgo, que valientemente afrontó el pregón inaugural festivo dentro de una conmemoración altamente dolorosa. Y al pregonero de 2009, Alfonso Jiménez Fernández-Sesma, recientemente fallecido, y a Vicente Parra que también discursó las vísperas festivas de Guijuelo, y ahora está convaleciente”, dijo para finalizar con un “!Viva Guijuelo y los guijuelenses¡”.