COPLA Y FLAMENCO EN ESTADO PURO

La Plaza de Julián Coca acogía esta noche el espectáculo ‘Noche Flamenca’ con María Rubi y Raúl Palomo que fue muy bien acogido por el público más mayor
Mientras en el Recinto de Espectáculos las quinceañeras y las que ni siquiera llegaban a esa edad disfrutaban del pop cantado en inglés de Sweet California, en al Plaza de Julián Coca retumbaban los ecos del “Pan tostaito migaito con café” del Garlochí de Isabel Pantoja que coreaban al unísono los que superaban el medio siglo de edad. La plaza estaba llena y los amantes del género disfrutaban del espectáculo ‘Noche
Flamenca’ que aunque sustentaba buena parte del peso en la cantante María Rubí, contó en la primera parte con la presencia de Raúl Palomo, cantante de copla con una amplia trayectoria artística. Ambos comenzaron en el mundo del espectáculo siendo niños y se han forjado a base de concursos y programas de televisión en cadenas autonómicas. Y eso se notaba, no solo por la calidad del espectáculo y lo impresionante de sus voces sino por las propias tablas que da el enfrentarse continuamente a una cámara. María Rubí se metía al público en el bolsillo no solo por con su voz y sus dotes artísticas, sino también por las comunicativas. Rumbas, pasodobles, e incluso sevillanas que interpretaba acompañada, de Miguel Clemente a la guitarra y de Jaime Nadal a la percusión, entre otros. Sin olvidarse de las coplas más emblemáticas que a todo el mundo gusta escuchar y nunca cansan lo que se aderezaba con una fuerza en escena espectacular y mucha garra en la interpretación, todo sumado a un vestuario espectacular con múltiples cambios.