LAS BICICLETAS Y LOS NIÑOS TOMAN LA PLAZA MAYOR

Las tradicionales pruebas ciclistas de la Asociación Sierra de Tonda contaron con una decena de participantes
Una decena de niños disfrutaba esta mañana de las distintas pruebas ciclistas organizadas por la Asociación Ciclista Sierra de Tonda que convertía la Plaza Mayor en una pequeña pista de carreras. Costaba madrugar, pero ni los habituales ni los peQueños deportistas faltaron a la cita. Pruebas de velocidad, de equilibrio y de precisión, se transformaban en juegos en los que los niños, de distintas edades, competían por un trofeo. Las bicicletas eran los segundos protagonistas, de todos los tamaños y colores daban un toque original a una mañana en la que muchos viandantes que salían a tomar el vermút, se topaban con los juegos. Tras más de una hora de competiciones, se ponía el broche de oro a una actividad, que ya se ha convertido en casi una tradición, con la entrega de trofeos.